Para nuestra Semana de Renovación Interior (pulse aquí para ver el enlace en inglés) anual, que empieza la próxima semana, nos enfocaremos en varios escritos de Paramhansa Yogananda y Swami Kriyananda, incluyendo Autobiografía de un YoguiConversaciones con Yogananda (pulse aquí para ver el enlace en inglés) y La Esencia del Bhagavad Gita (pulse aquí para ver el enlace en inglés)Pero leer y discutir libros es muy a menudo un mero ejercicio intelectual, incluso cuando es inspirador. Queremos tener un enfoque distinto. Tomaremos las enseñanzas, ejemplos e historias de estas “escrituras” como guías prácticas acerca de cómo vivir. Después de todo, a menos que integremos un buen consejo en la vida diaria este hará poco para cambiarnos. Aquí hay algunas gemas estratégicas de la Autobiografía.

Haz de la búsqueda de Dios el foco central de tu vida. Yogananda comienza su gran obra con esta oración inmortal: “Los rasgos característicos de la cultura india han sido desde hace mucho tiempo la búsqueda de las verdades fundamentales y la concomitante relación gurú-discípulo.” Esto establece el tema del libro y nos muestra el objetivo correcto para nuestras vidas. Swami Kriyananda comienza cada uno de los votos que escribió declarando que la búsqueda espiritual debería dirigir nuestras vidas, y señala este punto con más fuerza cuanto más profundo es el nivel de compromiso involucrado. En el voto de renuncia total para los nayaswamis, él lo expresa de esta manera: “A partir de ahora, adopto como el único propósito de mi vida la búsqueda de Dios.”

Espera Milagros. Autobiogr0fía de un Yogui (pulse aquí para ver el video en inglés) está llena de historias de milagros. Yogananda dice que, incluso desde el nacimiento, él tenía recuerdos claros de vidas pasadas, y una consciencia completa. Y lo dice con humor: “¡Seductor campo de acción de una mente infantil! que los adultos consideran limitado a los juguetes y los dedos de los pies.” Él nos está dando sutilmente otra guía de cómo vivir: con humor, risas, y gozo.

Luego pasa a sucesos más raros, de maestros que se pueden manifestar a sí mismos en campos de trigo y habitaciones de hotel, levitar, bilocarse, y estar en conversación constante con la Madre Divina. Él sigue convincentemente el ejemplo de Jesús, que dijo, “A menos que vean señales y maravillas, no creerán.”

Puede parecer que los milagros solo le ocurren a Yogananda y otras grandes almas. ¿Tú y yo hemos visto milagros? Sí, ¡absolutamente! Si miramos detrás del telón de las apariencias exteriores, los milagros abundan en nuestras vidas. Yogananda dice que no podíamos vivir ni por un solo minuto sin el constante flujo de la gracia de Dios. Dios a veces hace Su gracia más obvia. Muchas veces en un cumpleaños o en una ocasión especial para Swami Kriyananda he visto aparecer un arcoíris, a veces en el cielo celeste despejado. Se ha vuelto una señal de bendición casi esperada en esos momentos.

Pero el milagro más grande de todos es el de la transformación interior que tiene lugar cuando hacemos de la búsqueda espiritual un verdadero objetivo en nuestra vida. Una vez Devi se estaba lamentando con Swami Kriyananda de que ella no pensaba que hubiese hecho mucho progreso. “¿Cómo puedes decir eso?” respondió él enérgicamente. “Eres una persona completamente distinta a la que eras cuando viniste a Ananda.” Yo he sido bendecido con una vida en la que veo a gente ordinaria convertirse gradualmente en santos. ¿Qué milagro más grande puedo esperar?

Estos blogs son demasiado cortos como para poder discutir extensamente tantos otros temas de la Autobiografía de un Yogui. Pero aquí, brevemente, hay algunos para que consideren como guías para sus vidas:

Llenen sus vidas de amor: amor a la familia, amor a sus guías, y, lo más importante, amor a Dios.

Busquen estar en presencia de santos. Si no tienen a uno que viva cerca de ustedes, como sí le pasaba al Maestro, entonces empiecen con libros. Si son sinceros, serán llevados a santos vivientes.

Mediten, oren, canten, y dejen que el mismísimo flujo de su respiración este lleno de anhelo de verdades eternas.

He leído Autobiografía de un Yogui muchas veces, tal vez ustedes también. Ahora es momento de dar un paso más allá de leerla y comenzar a vivirla.

Con amor,

Nayaswami Jyotish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *