La pandemia ha creado una situación en India que es tanto angustiante en términos de sufrimiento humano como impactante en sus números. Muchas fuentes confiables dicen que las estadísticas reportadas de 400.000 casos nuevos de Covid y 3.000 muertes al día son realmente mucho más bajas que las cifras reales.

Sin embargo, lo que en realidad me acerca esta situación son las cartas y textos de nuestros amigos en India. Esta mañana recibimos una de la líder del centro de Ananda en Bangalore (pulse aquí para ver el enlace en inglés), en la que ella escribió: “La situación aquí es impactante. Casi todos los miembros de nuestra comunidad tienen un amigo, familiar, compañero de trabajo, o alguien cercano a ellos que tiene Covid, o se está recuperando en el hospital, o ha fallecido.”

Y de un líder de un grupo en Mumbai (pulse aquí para ver el enlace en inglés): “Hoy hicimos otra Ceremonia para la Ascensión Astral (pulse aquí para ver el enlace en inglés) . . . Quince muertes más entre  nuestra familia y amigos de Ananda desde el Domingo pasado.”

Incluso mientras lloramos por y con nuestros amigos, creo que todos nos estamos preguntando, “¿Por qué está sucediendo esto?” Uno puede señalar errores cometidos por líderes políticos y las nefastas consecuencias de la pobreza y sobrepoblación, pero también deberíamos buscar razones más profundas detrás de lo que está ocurriendo en la superficie.

Swami Kriyananda ha dicho que India es el gurú del mundo. A través de su búsqueda de la verdad última, los sabios de India a lo largo de los siglos nos han dado la ciencia del yoga, el modelo de la relación gurú-discípulo, y la filosofía Vedanta con toda su profundidad.

Ahora es el momento en que la gente en todos lados reflexione sobre las enseñanzas de la India de que este mundo material, que parece tan real, es solo maya, ilusión. La luz de la consciencia de Dios, de la que han surgido nuestras almas, es la única realidad verdadera y duradera.

En el Bhagavad Gita, cuando Arjuna se lamenta por aquellos que morirán en la batalla inminente, Krishna lo consuela con estas hermosas palabras:

Con palabras de amor (y aparente sabiduría) has estado afligiéndote por aquellos que no merecen ningún lamento. El sabio no llora ni por los que viven en la tierra ni por los que la abandonan…

El Ser que mora en el interior es siempre inmutable, imperecedero, e ilimitado. Solo estas vestiduras de carne pueden ser destruidas…

Ese Ser no nace, ni tampoco muere. Auto existente, continua su existencia por siempre. No tiene nacimiento, es terno, inmutable, y siempre el mismo.

En la Autobiografía de un Yogui, de Paramhansa Yogananda, leemos página tras página acerca de la irrealidad de la muerte. Él cuenta en historias emocionantes acerca de la resurrección física luego de la muerte de su gurú, Sri Yukteswar, y posteriormente de su gurú, Lahiri Mahasaya. El primero de este linaje espiritual, Babaji, es el maestro inmortal que ha elegido permanecer en un cuerpo físico por este ciclo de tiempo para guiar a la humanidad para elevarse espiritualmente.

El Maestro aquí también relata su propia visión poco común relacionada con la muerte. Mientras estaba en Calcuta en la casa de su padre, Yoganandaji estaba reflexionando con tristeza sobre el gran número de muertes que ocurrían en los campos de batalla de Europa durante la Primera Guerra Mundial. De repente encontró su consciencia transportada al cuerpo del comandante de un barco de guerra bajo asedio. Una bala perforó su pecho, y cayó muerto.

“Finalmente los misteriosos pasos de la Muerte me han dado alcance”, pensó. Una vez más se encontró a sí mismo sentado en la postura de loto en la casa de Calcuta. Se dio cuenta con alegría de que estaba vivo en un cuerpo sin heridas. Sin embargo, ni bien había comenzado a regocijarse, cuando para su desconcierto se encontró una vez más en el cuerpo muerto del capitán.

“Señor,” oró, “¿Estoy vivo o muerto?”

Un deslumbrante efecto de luz llenó el horizonte. Una tenue vibración sonora dio forma a las palabras: “¿Qué tienen que ver la vida y la muerte con la Luz? Te he creado a imagen de Mi Luz. Vida y muerte son relatividades que pertenecen al sueño cósmico. ¡Contempla tu ser libre del sueño! ¡Despierta, hijo mío, despierta!”

¿Qué consuelo podemos encontrar los que hemos perdido seres queridos? Claro que lloraremos por ellos como lo hizo el Maestro cuando era un niño cuando murió su madre. Pero más allá de esa pérdida está la promesa de que nuestras almas estarán unidas por siempre en Dios.

Yoganandaji escribió un hermoso poema en prosa titulado “Conquistando el Miedo a la Muerte: La Respuesta Divina del Joven Agonizante.” Habla acerca de un joven amado que está mortalmente enfermo. Su familia llora, rogándole que se quede, pero él responde con alegría, “Lloran por mí con lágrimas oscuras, lamentando que me perderán en forma inminente, pero yo derramo por ustedes lágrimas de alegría y gozo, ya que yo me estoy yendo antes que ustedes—sí, también por su propio bienestar—para encender velas de sabiduría en el camino. Los esperaré allí, para darles la bienvenida en mi lugar de eterna libertad con mi único Amado, y de ustedes.”

Entonces, mis amigos, ¿por qué está sucediendo esto? Tal vez para recordarnos que la luz y el amor de Dios son las únicas realidades en este mundo de sombras. El sufrimiento de la pandemia pasará, pero el dolor y el sufrimiento volverán vestidos de otra forma. La única salida es disolverse en la luz de Dios.

Busquemos consuelo en Su eterna seguridad. Nos dará fuerza para servir a otras que estén necesitados. Como escribió en su carta mi amiga de Bangalore, “Esta situación ha unido a mucha gente de toda India. Son la espiritualidad y profundidad de India las que están brillando durante este tiempo de horror. Todos están ayudando de alguna manera, grande o pequeña. La gente en todos lados está dando un paso adelante y siendo desinteresada y creativa para ayudar a su país.”

Con pensamientos y oraciones amorosas,

Nayaswami Devi

Une tus energías para llevar más luz, más solaz a nuestros seres queridos, y a nuestra familia más grande, el mundo entero, con estos recursos de Ananda India (pulse aquí para ver el enlace en inglés) y Ananda Sangha Worldwide (pulse aquí para ver el enlace en inglés). Además, muchos de nosotros estamos practicando la Ceremonia para la Ascensión Astral durante este tiempo para las almas que lo necesitan— (pulse aquí para descargar el PDF en inglés).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *