Recientemente estábamos hablando acerca de la ley del karma con algunos amigos. Uno de ellos hizo un comentario interesante de que el karma no siempre regresa de inmediato, sino que espera un poco. No es, dijo, como si hubiese una compañía de tarjetas de crédito que realiza un seguimiento de los cargos y pagos de cada mes. Es por eso que necesitamos una “Master Card” que nos ayude a superar nuestro karma durante muchas vidas.

La “Master Card” es, por supuesto, el gurú: el agente de Dios actuando en este mundo para guiar a cada alma hacia la libertad. Un discípulo de Paramhansa Yogananda nos contó un sueño interesante que tuvo una vez. En el sueño, estaba caminando por una playa con un balde y una pala de plástico de juguete en su mano. De repente se encontró con un enorme montículo de material negro parecido a la brea, y él sabía que este era su karma pasado que debía eliminar para ser libre. Comenzó a cortar laboriosamente el montículo pegajoso, llenando su pequeño balde solo hasta la mitad después de mucho esfuerzo.

Persistió con la tarea, cuando, casi a punto de abandonar por la desesperación, escuchó un estruendo que venía del otro lado de esta tremenda pila que tenía delante de él. Corrió rápidamente para ver qué estaba haciendo el ruido, y vio a Paramhansa Yogananda montado en una retroexcavadora con un enorme cubo, recogiendo con alegría grandes cantidades de brea-karma y arrojándolo al mar.

“Playa de Paz Cósmica,” por Nayaswami Jyotish

Con nuestros propios esfuerzos, la tarea de eliminar nuestro karma pasado parece casi imposible. Sin embargo, debemos hacer nuestra parte seriamente. Un discípulo desanimado una vez le dijo al Maestro que trabajar todo nuestro karma parece inútil, que “uno podría de igual manera tratar de calmar las olas del océano.”

Yoganandaji respondió: “Es un gran trabajo, te lo concedo. Aun así, no es tan difícil como parece. Pues pregúntate esto: ¿Qué es lo que causa que las olas suban y bajen en primer lugar? Es el viento. Sin viento, la superficie se calma automáticamente. En forma similar, cuando la tormenta de la ilusión amaina en la mente, las olas de la acción y reacción disminuyen automáticamente. Por eso, lo que debes hacer es aquietar las ondas de tu mente por medio de la meditación profunda, y luego, en meditación, liberarte de la consciencia de la participación del ego.”

Cuando Yogananda dijo que el viento es lo que mantiene a las olas chocando, se estaba refiriendo a la respiración. En el Bhagavad Gita, Arjuna le dice a  Krishna que la mente es inquieta y más difícil de controlar que el viento. Krishna responde que se puede controlar por medio de la práctica de yoga y de la ecuanimidad mental. El significado más profundo de este pasaje, como explica Yogananda, es que al calmar la respiración por medio de pranayama (pulse aquí para ver el enlace en inglés) y la meditación, obtenemos el control sobre nuestra mente, y podemos trascender la identificación con el ego. Entonces, las semillas del karma no pueden encontrar un terreno en el cual echar raíces en nuestra consciencia.

Aquí hay una técnica para usar la respiración para superar el karma pasado:

1) Inhala profundamente y concentra toda tu energía en el punto entre las cejas.

2) Siente que estás quemando fallas, malos hábitos, pensamientos o tendencias negativos—todos frutos de tu karma pasado.

3) Exhala completamente y mantén tu aliento fuera tanto cómo te sea cómodo. Siéntete completamente libre en tu interior.

4) Cuando ingrese la respiración nuevamente, piensa en una imagen o recuerdo positivo, y deja que llene tu mente.

5) Repite esto varias veces seguidas. Practícalo diariamente hasta que sientas una liberación de alguna carga kármica.

Yogananda también aconsejaba que actuando sin el deseo por los frutos de nuestra acción, gradualmente seremos liberados de la atadura del karma. Actuar es necesario. Pero, “Durante la actividad, nunca sientas que tú eres el que está actuando. En vez de eso, actúa con el pensamiento de que Dios es el Hacedor… La acción sin deseos es el camino a la libertad.”

Este es uno de los temas principales del Bhagavad Gita, en el cual Krishna le dice a un reticente Arjuna que debe luchar en la batalla inminente del bien contra el mal. Continúa explicando que por medio de la acción desinteresada estamos desempeñando nuestro papel en este mundo y cumpliendo nuestro destino. “Por lo tanto, esfuérzate conscientemente durante la realización de todas las acciones, ya sean físicas o espirituales, de actuar sin apego. Por medio de la actividad sin interés propio, uno alcanza al Supremo.” (3:19)

La gracia del Gurú; la meditación y el control de la respiración; la acción sin apego a los resultados: Estas son las claves para superar el karma. Yoganandaji nos mostró estas formas en las cuales podemos quitar el montículo de nuestro karma pasado y abrir las puertas a la libertad del alma.

Tu amiga en Dios,

Nayaswami Devi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.