Hace algunos años, estábamos dirigiendo un retiro en New York en el cual uno de los ejercicios era escribir tus resoluciones para el año siguiente. Después de eso, uno de los huéspedes se acercó a Devi (pulse aquí para ver el enlace en inglés) y dijo, “Eso me resulta realmente frustrante.”
“¿Qué?”, preguntó ella.
El hombre respondió, “Has estado en el sendero por tantos años, y todavía tienes cosas en ti en las que estás trabajando.”
Un amigo, que tiene un maravilloso sentido del humor, estaba observando la escena y salvó el día diciendo, “Devi es la única entre nosotros que no es perfecta. Por eso la tenemos trabajando con los huéspedes.”
Con el riesgo de desilusionarte, querido amigo, pensé que podrías disfrutar viendo mis resoluciones de Año Nuevo para el año entrante. Lo mantendré simple, lo cual se ajusta a mi naturaleza.
1. Hacer todo mi esfuerzo para mantener mi mente y mi corazón positivos y expansivos. Si puedo hacer bien esto, todo lo demás se acomodará naturalmente. Nuestra consciencia es como un embudo gigante. A medida que nuestra energía asciende se expande hasta que, finalmente, lleva a la Autorrealización del Ser. Cuando se mueve hacia abajo, se contrae, lo que lleva al egoísmo. La parte superior del embudo nos llena con felicidad, inclusión, y gozo. La parte inferior contrae nuestro corazón y nuestra mente. Este año, quiero intentar mantener mi energía siempre moviéndose hacia arriba, e impulsar hacia arriba el nivel de mi gravedad específica.
2. Ser más activamente solidario y amable. Habitualmente intento mantener mi corazón abierto y positivo. Cuando lo hago, puedo ver que la luz me llena e irradia hacia afuera, a todos los que están a mí alrededor. Las expresiones de amor más naturales para mí son la amistad, amabilidad y solidaridad expansivas. Este año quiero dejar que esas cualidades sean más obvias, que estén menos ocultas. Sin embargo, intentaré evitar imponerlas a los demás. Si tengo una pequeña luz para compartir, es mejor ofrecerla gentilmente, como una forma de iluminar su sendero hacia adelante, en vez de hacerla brillar radiantemente en sus ojos, asumiendo que mi entendimiento es lo que ellos necesitan.
3. Ir más profundo en esas prácticas que me llevan hacia arriba. Tengo todas las técnicas y enseñanzas espirituales que puedo usar significativamente. Solo tengo que hacerlas más y mejor. Con aquellas en las que todavía soy débil, tomaré dos a la vez (un hábito de meditación, y uno de estilo de vida) hasta que queden permanentemente corregidos en mi rutina diaria.
4. Estar conectado más conscientemente con Dios y los Gurús durante el día. Querer hacerlo no es el problema, sino recordar hacerlo.
También hay un par de cosas que todavía hago que empujan mi energía hacia abajo. Haré un esfuerzo por evitarlas.
1. Pasar demasiado tiempo con las noticias y los medios. Con los años, las noticias se han vuelto menos informativas y más llenas de chismes y opiniones críticas. No necesito abrirme a energías que solo buscan provocar reacciones negativas.
2. Hacer muchas cosas al mismo tiempo. Especialmente cuando estoy meditando, pero también durante el día. Trataré de enfocarme en una cosa a la vez, de “Estar Aquí Ahora.”
Esta lista es lo suficientemente larga. Si puedo cumplir o incluso mejorar una de estas, será un año exitoso. Te ofrezco esta sugerencia para cuando hagas tu propia lista: Enfócate principalmente en cambiar tu consciencia. Es a partir de esa semilla que crecen todos los hábitos y conductas exteriores.
Que tu año nuevo esté lleno de luz, amor, y una energía siempre ascendente.
En gozo,
Nayaswami Jyotish
AnandaEspanol.org