Devi y yo hemos estado explorando el mismo tema durante tres blogs, lo que nos permite ver más en profundidad un tema tan importante. Hace dos semanas escribí acerca de la importancia de la fe, seguido del blog de Devi sobre cómo elevar la relajacion. Hoy, quiero escribir acerca de un tema que concierne a todos: cómo lidiar con nuestras responsabilidades.

Las enseñanzas de las escrituras y de los Maestros son bastante claras sobre el tema: tenemos la responsabilidad de actuar lo mejor que podamos, con rectitud y bondad hacia todos. Por supuesto, tenemos que hacer nuestro mayor esfuerzo por prever los resultados probables de nuestras acciones, pero luego debemos dejar los resultados a Dios. No podemos controlar los pensamientos y reacciones de los demás.

Imagina un faro: el guardián tiene que asegurarse de que la luz esté funcionando bien y que esté emitiendo su rayo. Pero él no es responsable de las acciones del capitán de cada barco. De la misma forma, necesitamos proyectar nuestra luz, y dejar el resto a Dios.

La semana pasada recibimos una hermosa carta de una amiga que ilustra el punto. Ella es doctora y la médica de una gran empresa en el sur de la India. He extraído de su carta:

“…Hay muchas jóvenes trabajando aquí y tienen una oficial de bienestar social. Esta oficial es muy amable conmigo y una persona muy agradable. Un día la vi en su lugar de trabajo y me sorprendió ver cómo interactuaba con sus subordinadas. Parecía totalmente distinta. Les gritaba sin ningún respeto básico y también mostraba irritación y enojo hacia ellas en palabras y acciones.

Luego cuando vino a mi cabaña, le dije que estaba sorprendida de que se comportase así con esas muchachas. Ella dijo que así es como podemos hacer que esas personas hagan el trabajo, que de lo contrario nos engañan. Pensé que es difícil cambiar a las personas con esa mentalidad tan fuerte. En ese momento fui crítica.

Tenía el libro Rayo de Amor, un compendio de tus blogs, sobre mi mesa, con la intención de leerlo en mi tiempo libre. Mi amiga vio el libro y ojeó rápidamente las páginas. Dijo que lee mucho y le ofrecí el libro.

En una semana regresó y dijo que era un libro tan encantador, ¡y me preguntó acerca del sendero y de los autores del libro!

Dijo que la conmovió tanto que debería comenzar a ser buena y amable, especialmente con las jóvenes y no gritarles con palabras duras. Yo estaba tan sorprendida y feliz porque podía ver esa dulzura también en sus ojos.

Queridos Jyotish y Devi, estoy tan feliz de que están cambiando vidas, a sabiendolo y sin saberlo, en muchos rincones del mundo, a través de la luz del Maestro y Swamiji. Tuve ese libro durante un año y ella lo tomó, lo leyó y comprendió su esencia en poco tiempo. Quería decirles esto. Realmente trae tanto gozo al corazón ver alguien cambiar para ser mejor.

Gracias a Ustedes, a los Maestros y a Swamiji por difundir este amor y esta luz”.

Dios sabe cómo hacer Su trabajo en los corazones y almas de todos Sus hijos. Deberíamos desempeñar nuestros roles lo mejor posible, y actuar con intenciones puras. Sé como un faro que ilumina la oscuridad con tu luz. Pero luego deja los resultados y la responsabilidad a Dios.

En la luz,

Nayaswami Jyotish

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.